Las personas y los animales no humanos estamos en la Tierra para disfrutar de la vida, para aprender, para relacionarnos y para amarnos. A veces necesitamos ayuda para seguir adelante, para encontrar nuestro camino, para mejorar la convivencia, para acordarnos que estamos aquí para disfrutar.

Aquí es donde entro yo. Me dedico a ayudar a personas y animales a sanar sus emociones, liberar su mente de patrones, sanar su cuerpo físico y encontrar el camino para ser felices, conseguir paz interior y amarse.

Trabajo desde el corazón para conectar con las personas y los animales; desde la mente para entender el comportamiento utilizando mis conocimientos en etología; desde las emociones para empatizar y así encontrar soluciones más adecuadas, para sentir y compartir, para colaborar.

Trabajo desde la conexión con el universo y los guías para recibir la información necesaria para el animal y sus cuidadores. Utilizo mi canal para transmitir amor, paz, serenidad y alegría. Utilizo todas las herramientas a mi alcance para favorecer el entendimiento y mejorar la situación. Mi misión es ayudar a personas y animales a ser más felices y poder vivir en paz, interior y exterior.

El enfoque holístico de mis visitas en animales no se centra solamente en el animal sinó también en las personas que conviven con él, el ambiente (donde vive, con quién vive, qué energía hay en la casa y en el edificio), las emociones de los cuidadores, el momento exacto que se está viviendo en casa, etc.

Ayudo a los animales a superar problemas emocionales – que suelen provocar problemas de comportamiento -, a sentirse mejor en casa y más conectados a la naturaleza. Ayudo a las personas a entender la comunicación con los animales, a darse cuenta de la simbiosis entre persona y animal, y a conseguir una convivencia harmoniosa.

Para ello, a parte de reconocer el problema y dar pautas de comportamiento, utilizo Zoofarmacognosis, que se basa en la capacidad de los animales para autoseleccionar las plantas que necesitan para mejorar su condición física y emocional; flores de Bach, para tratar las emociones asociadas al problema de comportamiento o fisico (las terapias naturales reconocen las emociones como la causa inicial de un problema físico); reiki para relajar al animal y trabajar a nivel físico, emocional, mental y energético; colorpuntura; cristaloterapia y comunicación animal.

Recomiendo que los cuidadores o la persona más cercana al animal tome flores de Bach para trabajar conjuntamente con el animal. Los animales son como esponjas y absorben las emociones de su alrededor. Si los cuidadores trabajan sus propias emocionas a la vez que estamos tratando las del animal, éste mejora más rápido. También recomiendo que las personas reciban reiki para sanar a todos los niveles.

Los problemas de comportamiento de los animales que conviven con nosotros nos pueden servir para mirar dentro de nosotros, para ver cómo estamos y qué emociones estamos transmitiendo a nuestro alrededor. Qué miedos tenemos en el inconsciente, como de nervioses estamos, qué emociones nos provoca el problema de comportamiento y qué nos hace trabajar. Los animales aparecen en nuestra vida para ayudarnos a crecer.

Cada persona decide si le apetece trabajar conjuntamente con el animal o si no es su momento y prefiere que sólo trate al animal.

Ayudo a las personas a crecer interiormente, a tomar responsabilidad de su vida y a amarse incondicionalmente, recuperando así el poder y la libertad individuales. Ayudando a liberar todo aquello que provoca sufrimiento y sanar las emociones con amor, para conseguir transmitir este amor a las personas y animales de su alrededor y a la Tierra.

En las visitas de personas, utilizo reiki y sanaciones canalizadas, flores de Bach, colorpuntura y cristaloterapia, para ayudar a mejorar a nivel físico, emocional, mental, energético y espiritual. El reiki y las sanaciones canalizadas son especialmente útiles para encontrar paz interior, amor hacia un@ mism@ y para focalizarse en el camino de vida que hemos venido a hacer aquí.

Trabajo desde el ser, desde el todo, desde la esencia, para recuperar el estado de equilibrio en nuestro interior. Y sobretodo, trabajo desde la sonrisa y la alegría.

Bienvenidas/dos/des a mi página web! 🙂

DSC_0196

Somos felices cuando dejamos que nuestra esencia se exprese, cuando hacemos lo que nos hace vibrar, cuando creamos nuestra vida con ilusión.

 

Anuncios