Flores de Bach

Las Flores de Bach son 38 esencias extraídas de flores silvestres, desenvolupadas por el médico y homeópata Edward Bach, que ayudan al organismo a restablecer el propio equilibrio personal.

Estas esencias no tratan los síntomas sino las emociones  que causan estos síntomas. Ayudan a curar los estados emocionales negativos, entre los que se incluyen estados emocionales negativos como:

◊ Miedo

◊ Ansiedad

◊ Agresividad

◊ Tristeza,

◊ Impaciencia,

◊ Inseguridad

◊ Desánimo

◊ Efectos de traumas emocionales pasados y presentes

◊ Estrés: Puede causar automutilación (arrancarse pelos, exceso de lamido, etc), que el animal parezca deprimido, marcaje a casa (sobretodo en gatos machos), tensión en los músculos, tendencia a sufrir alergias, problemas digestivos (si el animal tiene problemas físicos, es importante consultar al veterinario). Al reducir el estrés los problemas físicos relacionados disminuyen o desaparecen.

◊ Las Flores de Bach son especialmente útiles para tratar problemas de comportamiento, pero también pueden ayudar en el proceso de recuperación de una enfermedad (como complemento al tratamiento veterinario) para animar al animal y que aumente su fuerza y energía para curarse.

Las flores de Bach, los animales y los cuidadores

Los animales experimentan emociones de manera similar a los seres humanos, que determinan su comportamiento y personalidad. Estos sentimentos pueden estar relacionados con el ambiente actual del animal, con situaciones pasadas o con los sentimientos de los cuidadores, ya que los animales captan y somatizan el estado emocional y mental de las personas.

Si podemos aprender a identificar las emociones de nuestro animal, podemos aprender a identificar nuestras propias emociones y entender la parte que juegan en nuestra salud y bienestar. Si es conveniente, una persona y su animal de companyia pueden ser tratados a la vez.

Los animales responden particularmente bien a las Flores de Bach. No tienen prejuicios, no piensan en si el tratamiento funcionará o no, lo viven de manera más natural. Los animales no tienen efecto placebo, no tienen la parte psicológica de la curación que las personas podemos tener en determinados casos y las Flores tienen un efecto muy positivo en ellos. Son especialmente útiles para a tractar problemas de comportamiento.

Qué pasa en una visita

Una visita de Flores de Bach va conjuntamente con una visita de etología, ya que tratamos problemas emocionales y comportamentales. Una vez dadas las pautas de etología y, decididas las Flores de Bach, se crea una botella de tratamiento: Se ponen dos gotas de cada Flor de Bach escogida en una botellita y se llena del todo con agua.

Las semanas siguientes, se administran cuatro gotas de la botella de tratamiento, que se pueden mezclar con comida o un premio, o mezclarlo con un poco de agua. Idealmente, las Flores de Bach deberían ser administradas cuatro veces al día. Esto suele ser difícil de combinar con los horarios que suelen tener los cuidadores, de manera que hay la opción de poner ocho gotas de Flores de Bach en el agua (tener siempre 2 cuencos de agua, uno sin flores, importante en gatos) y 4 gotas en comida dos veces al día.

Más información sobre las Flores de Bach

Las esencias son extraídas por métodos de solarización o ebullición y conservadas en agua y alcohol. Normalmente se toman oralmente y son indicadas para personas, animales y plantas. Son totalmente seguras, sin efectos secundarios adversos ni posibilidad de intoxicación, y compatibles con cualquier tratamiento.

Las Flores de Bach trabajan a nivel energético. Desde la revolución física de Einstein en 1905, sabemos que todos los seres vivos somos seres energéticos: los cuerpos estan hechos de partículas subatómicas que vibran la una con la otra; cada molécula vibra en una frecuencia determinada y cada ser tiene un campo electromagnético. Interactuamos con otros seres a través de los campos electromagnéticos. Cuando hay un desequilibrio emocional, se desequilibra el campo energético. Las Flores de Bach contienen la vibración de las distintas flores y actuan en nuestro campo energético, equilibrando nuestras emociones.

Las Flores de Bach son sencillas de utilizar y son accesibles para todos.; éstos eran los principales objectivos del Dr Bach. Este sistema fue reconocido porla OMS en 1976, aunque lleva utilizándose durante más de setenta años, ayudando a personas y animales alrededor del mundo.

Número de practitioner: UKP-2010-0115E

Somos libres cuando dejamos en libertad a los otros, ya que solo con el ejemplo podemos enseñar”    Dr Edward Bach, 1932

Volver a terapias para animales

Anuncios